8 Claves para potenciar tu Marca Personal

No digas nada online

que no quisieras plasmar en un anuncio espectacular con tu cara en él. – Erin Bury

 

Mi experiencia en el desarrollo personal y profesional, me ha llevado a investigar el concepto de Marca Personal desde hace un par de años, algo amateur en comparación a grandes en España como puede ser Andrés Perez Ortega, Guillem Reconls, entre otros.

Todos concluyen en una máxima: el ser humano enmarca, si o si. Por lo tanto, independientemente de que gestiones correctamente tu marca, ya la estás dejando en los demás constamente puesto que la marca personal es la percepción que los demás (marco) tienen de ti. Esté esto último equivocado o no.

Aquí es donde entra en acción la gestión y planificación de tú marca: primero conociéndote, luego conectando con tu misión para luego finalmente mostrarla a los demás.

Andrés Pérez dice: No se trata de vender humo. Si una marca personal no es capaz de aportar nada, todo lo demás no tiene sentido. Por tanto este concepto ayuda a sobresalir a quienes aportar valor.

Por lo tanto, aquí la cuestión: ¿Qué tengo yo que aportar? ¿Qué tienes tú para aportar de valioso a los demás?

Aquí te dejo algunas cuantas claves que a mi me han servido:

Aprender de los mejores:

Tal y como escribe Francisco Alcaide en su libro “Aprendiendo de los Mejores”, qué mejor titulo para una realidad. El ser humano modela patrones, comportamientos, conductas, aprendemos desde muy pequeños como copias mejoradas de nuestros padres, maestros, educadores. De mayores, ¡hacemos lo mismo!, sólo que no somos inconscientes de ello. La parte interesante de todo esto es volvernos conscientes y empezar a reconducir nuestras relaciones, en todos los ámbitos y buscar los mejores a nivel personal y profesional, pero no como algo “vampírico” sino para aprender aportando también lo mejor de ti, de manera recíproca. El mundo de las redes sociales ha convertido aquella famosa teoría de “6 grados de separación”, en 3 o menos. Al final, somos una media de las 5 personas con las que más nos relacionamos.

Estar atento a ocasiones especiales:

Cualquier ocasión es oportuna para “tocar” en la puerta de alguien, pero sobretodo para mi hay algunas especiales, como pueden ser cumpleaños, un nuevo empleo, proyectos, etc. Son ocasiones para retomar el contacto de manera “emocional” que hace que tengamos un mejor feedback. Al final, queremos que nos quieran. ¿Cómo pretendes ser querido si tú eres un iceberg?

Dejar la prepotencia en casa:

A veces, durante el camino de nuestras vidas aprendemos tanto, sacamos tantas teorías o creemos que ya sabemos tanto, que participamos en los eventos de networking, presentación de proyectos, libros e ideas con una ligera “condescendencia”. ERROR, en muchísimas ocasiones por no decir TODAS, siempre nos quedará algo por aprender. No perder esa curiosidad e interesarte por las ideas de los demás, además de conectarte con ellos, te hace crecer. La soberbia déjala en el cajón, en el fondo, muy en el fondo.

Win to Win:

Este uno de los principales puntos a tener en cuenta, el que ambas partes de la relación ganen, como digo siempre, que las relaciones interpersonales sean recíprocas, estén equilibradas. Esto nos lleva a cualquier plano personal ó profesional. Obviamente todos no podemos ofrecer lo mismo, pero estoy seguro que sólo con la predisposición a ofrecerte te abre muchas puertas, y corazones. Tampoco es ser “tolete”, dando todo de ti a diestro y siniestro, sino hacerlo de manera inteligente. El networking no se crea para obtener algo, primero creas tu red de contactos “ofreciendo”, el networking llega a ti de manera natural.

Ser un conector:

Como ya decía en el post de mi blog titulado “Conector de personas”, esto ha sido un absoluto acierto en mi experiencia con Marca Personal. Ayudar y poner en contacto a personas que se necesitan. Creas una red de ayuda y colaboración a tu alrededor, que a la larga, te sustenta, apoya y protege emocionalmente. Eres necesario porque te conviertes en el “conector”, porque va más allá de ser relaciones públicas, ofreces valor en tus conexiones. Para esto no hay precio.

Mostrar tu lado “normal=humano=emocional”:

No conozco otra forma mejor para conectar con los demás que ser uno mismo, siendo sencillo, cercano y natural. Mostrándote tal como eres, te alineas con las personas que necesitas, que son como tú, que piensan, trabajan y sienten como tú también lo haces. Mostrar tu lado emocional no implica salir en bañador o en ropa interior mostrando tu “tipito”, para mí eso es íntimo y en este punto hay una línea muy frágil. Para mí es sencillo: puedo ser y soy absolutamente natural, real, verdadero, humano, social y emocional, mostrando lo que soy, sin tener que salir en bañador en redes sociales. Lo primero es ser social, lo segundo es tu vida íntima (en la que no aportas o no interesa al gran público, o no tal vez en tu caso no…).

 

Trabajamos con personas,

no con un ente extraño y místico llamado “empresa.”

 

Pre-ocúpate sinceramente de los demás:

Para poder establecer relaciones fructíferas y duraderas deberemos pensar con el corazón, con las emociones. Dejar a un lado el lado mercantilista de hacer relaciones a base de SPAM, intentando captar. Establecer una red de conexiones pasa por trabajarla muy mucho, puede que con esos contactos no termines logrando el objetivo que te propusiste en primera instancia con tu planificación de Branding Personal, pero sí podría serlo con las personas que a su vez conocen estos contactos. Ocúpate de mimar, cuidar, ser excelente en tus comunicaciones, mantener siempre una actitud positiva, dar lo mejor de ti, estar abierto siempre a una escucha activa, estar presente en los corazones de los demás aún cuando tú no estés.

Ser recordado de manera coherente:

No hay nada peor para tu Marca Personal que la incoherencia e incongruencia. Decir ser experto en algo (ya sólo la palabra experto me da cierta grima) y que luego todo tu “pack” no concuerde con lo que dices. Es como el cura que no lleva a cabo lo que predica, nefasto.

Tenemos que ser recordados por lo que decimos, somos y hacemos en igualdad de porcentajes. Que todos los elementos (online y offline) que tú proyectes y transmites estén alineados con la imagen real que deseas proyectar, una imagen que te recuerde debe ser de verdad, no un personaje. Los personajes duran lo que dura la película.

Todo lo que se aprecie de ti debe tener valor, debe ser valioso para los demás, debes dejarles algo por lo que seas recordado y que este recuerdo que queda en la mente y el corazón de los demás seas tú mismo.

Y para finalizar, recuerda como bien dice Andrés Pérez:

“El Branding Personal es la gestión de la forma en que nos etiquetan. Una Marca Personal existe porque el ser humano tiende a “etiquetar” a otros seres humanos. El Branding Personal es la gestión y la Marca Personal es el resultado de esa gestión.”

¿Y tú, como quieres ser recordado?

Cuando compartimos, mejoramos todos.

#CompartirEsMejorqueCompetir

Comentarios

comentarios

Publicado en diciembre 10, 2014 in Marca Personal

Share the Story

Sobre el autor

?Mkt Digital ?Brand Manager ?Comunicación ¿Conectamos? ?
Back to Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies