El valor de la Lealtad

Hace algunas semanas/meses que lleva una idea rondándome, y es ¿sabemos realmente el poder que tiene el valor de la lealtad?

En un mundo que gira y ha ido evolucionado de una manera tan fugaz, en muchas ocasiones no nos paramos a empatizar, a dialogar y a ver cómo están aquellos que caminan a nuestro lado. A la vez que tampoco nos paramos a analizar como estamos nosotros mismos.

Vamos como pollos sin cabeza, como ya decía en otro post, caminando sin rumbo, guiados por dónde “otros” nos dicen que debemos ir, pero que no sentimos como nuestro. No tenemos lealtad con nosotros mismos ni con los demás.

Pero, ¿qué es esto de la lealtad?

Para mi es algo que va mucho más allá del desarrollo personal, de la marca personal, del networking y de todo lo que quieras pensar, para mi es uno de los valores que considero “primordial” en el ser humano y aquello que justamente no hace ser eso, humanos.

icon-dot-circle-o Lealtad en la familia:

¿Cuántos casos de hermanos peleados por herencias? ¿Cuántas familias rotas y desestructuradas? Creo que es vital y muy importante la lealtad en ambas direcciones, esas familias donde el egoísmo impera por doquier, donde compiten los egos individuales, están destinadas al fracaso emocional. Luego están los casos extremos en los que el núcleo familiar es tan tóxico, que es mejor estar fuera de él, pero ese es ya otro tema.

icon-external-link Lealtad en el trabajo:

Ser leal a tu empresa, a tu marca,a tu proyecto y todo lo que significa tu trabajo. El dicho popular “no morder la mano del que te da de comer” está muy escuchado, pero opino que esto es así. Esas personas que dicen “termino mi jornada y no quiero saber nada, como si la empresa se quema”, esa falta de lealtad no creo que lleve a nada (otro cosa diferente es esclavizarse, que no es el caso tampoco), pero creo que si a tu empresa le va bien, a ti también te irá bien, por lo tanto ser leal, defender a capa y espada tu trabajo, también lo considero primordial.

icon-globe Lealtad en el amor:

Qué importante es aquí la lealtad. No conozco ninguna pareja (realmente estable) que no tenga en la prioridad número 1 esta premisa. Ser fiel, pero no hablo de no ser infiel e irse con otras personas, hablo de ser fiel de corazón, de ser leal de alma, de apostar por tu relación, pero de verdad, de defender a tu pareja, sus intereses, sus sueños. De ser leal a vuestras confidencias, a lo que hay debajo de vuestra cama que nadie más sabe. Esa lealtad de la que hablo es cuando conoces tanto a esa persona, que aún no gustándote ciertas partes de ella, la sigues queriendo, respetando y protegiendo, a pesar de todo.

 icon-legal Lealtad en la amistad:

Las amistades equilibradas emocionalmente llevan en si mismas la palabra lealtad, se defienden, se protegen, se cuidan, se miman. Amigos son aquellos que te defienden, aún cuando tú no estás presente… Qué gran frase. Creo que esos amigos que no se “mojan” por ti, que quieren quedar bien con todo el mundo “bienquedas”, que cuentan tus confidencias..

Llega a un punto que no sabes si es tu amigo o tu enemigo, pues creo que no hay nada más negativo que un amigo con piel de cordero, pero alma de lobo. La lealtad en la amistad es imprescindible, pues son los que te levantan cuando tu caes, son los que confían en ti a pesar de todo, te impulsan, te quieren, te respeten y te tienen presente aún no estándolo. Amigos son aquellos que ante una injusticia sobre tu persona, se levantan en batallón a defenderte.

icon-meh-o Lealtad con uno mismo:

Y este tipo de lealtad es el que DEBES colocar en primer lugar, la lealtad hacia ti mismo, hacia tus sueños, hacia lo que eres y cómo eres, hacia tu alma, hacia tu corazón. Lealtad con lo que sientes, con lo que dices, con lo que piensas, con lo que anhelas realmente. Auto-reconocerte con tus carencias pero también con tus cualidades, y a pesar de unas y otras, seguir siendo leal a ti mismo. Tener lealtad con uno, es ser fiel a tus pensamientos, a tu marca personal, a tus valores, a tus creencias, es respetar a los demás, pero aún más importante…

Lealtad también es RESPETARTE a ti mismo.

Cierro este post con esta reflexión, creo y afirmo que la verdadera lealtad es el perfecto ingrediente que pone la guinda (entre una buena combinación de otros) en de las relaciones interpersonales emocionalmente felices (en cualquier de los ámbitos).

 

La lealtad en si misma, es el resultado del amor

y el respeto que la gente siente por ti.

 

Cuando compartimos, mejoramos todos.

#CompartirEsMejorqueCompetir

Comentarios

comentarios

Publicado en junio 15, 2014 in Marca Personal, Reflexiones

Share the Story

Sobre el autor

?Mkt Digital ?Brand Manager ?Comunicación ¿Conectamos? ?
Back to Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies