Likes oscuros

En un mundo tan interconectado, tan social, con tantos likes (algunos oscuros), tan “humanamente virtual” debería ser posible aquello de la colaboración, el networking, los intercambios y todo aquello que se habla sobre la nueva “economía compartida” sobretodo gracias a las redes sociales. Pero como sucede en todas partes, tiene que existir de todo y es que las redes sociales no son las que nos cambian, este mundo virtual no es más que el reflejo superlativo de lo que somos en realidad.

 

Seguimos siendo personas (por suerte) las que estamos detrás de ellas y por tanto las hay de todas clases.

 

Cada uno sabe las decisiones que toma, no voy a juzgar, ¿quién soy yo para ello? Sólo puedo saber quién soy yo y lo que hago, hacerme cargo de lo que yo soy responsable (también me equivoco y mucho). Si estamos conectados en redes sociales sabrás que soy muy activo en las mismas y que “compartir y ayudar” es mi manera constante de ser y actuar.

Prefiero seguir siendo como bien comentaba en mi  post “conector de personas”; que no ser un tipo oscuro, como comentaba en este otro post “gente oscura”.

Aún así, tengo unas cuantas curiosidades para identificar a las “marcas personales oscuras”:

  1. Es curioso que sólo aparecen para criticar.
  2. Es curioso que sólo publican cosas que sobre ellos mismos; (autobombo).
  3. Es curioso que nunca están, nunca publican; (o hacen lo del punto anterior).
  4. Es curioso que nunca dan likes a los comentarios ni publicaciones de un contenido interesante; (nada les parece interesante, curioso).
  5. Es curioso que nunca comenten de tu contenido, (en serio, ¿nunca?).
  6. Es curioso ver burla en un muro público en vez de un mensaje como consejo por un privado.

En redes se le llaman trolls a aquellos usuarios que aparecen de la nada (en realidad no aparecen de la nada colega, te estaban acechando), para intentar hundir tu marca, empresa, a ti mismo, etc. Pero he descubierto otro nivel, “los trolls camuflados”,  que son aquellos esmascarados, cobardes, mediocres, que sólo miran su ombligo, que sólo comparten contenido sobre ellos, no dan ni un simple like para ayudar a otros…

PERO que a la menor señal o posibilidad de fallo, salen de sus cuevas donde andaban agazapados, escondidos, «azorrados»… Para intentar trolearte.  Vamos a ser coherentes, si quieres ayudarme con un error, me lo comentas por un privado, si vienes a joder y burlarte, lo haces en público. Es así, no hay más. Por mucho que se quiera decorar.

Es como si yo llevara la bragueta del pantalón bajada y fuera caminando tan tranquilo en medio de una calle muy concurrida (tipo Triana o Mesa y López en Gran Canaria), y de repente una persona me dijera “¡LLEVAS LA BRAGUETA BAJADAAA!”, y todas las miradas se girasen y me vieran. ¿No sería más sencillo acercarse a mí y decírmelo? Lo primero es burlarse, lo segundo ayudar. – (Por si no queda claro)

Esta reflexión sirve perfectamente para pensar cómo estás gestionado tu vida y a la vez, como gestionas tu marca personal off y on line.

¿Curioso no?

¿Networking?

¿Ayuda?

¿Amigos?

¿Compañeros?

Si claro, todo eso.

Cuando compartimos, mejoramos todos.

#CompartirEsMejorqueCompetir

Comentarios

comentarios

Publicado en enero 20, 2015 in Marca Personal, Reflexiones

Share the Story

Sobre el autor

?Mkt Digital ?Brand Manager ?Comunicación ¿Conectamos? ?
Back to Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies