No te vendas a precio de saldo

En la vida del emprendedor (y la vida en general), no todo es color de rosa, aunque soy alguien que siempre mira el lado positivo y “el que suma” en la vida.
Pero no todo es tan sencillo ni tan fácil como parece, detrás de muchas bonitas imágenes, también hay otra realidad y es que es una vida dura, muy sacrificada, con muchos golpes y batallas DIARIAS que pelear.
Están los que copian e imitan tu trabajo, pero se olvidan que cada uno de nosotros somos “edición limitada”.
Luego están los que engañan para obtener lo que desean y luego desaparecen, ya sea porque lo han conseguido o porque cesan en su empeño (momentáneamente, cual comercial de compañía telefónica).
También los hay tramposos y tramposas que te utilizan para llegar donde quieren y con un “besito cariño” lo solucionan todo.
Los hay que con una sonrisa te venden la moto (sin gasolina) y luego te regatean cual mercadillo tus horas de trabajo como si el tiempo (el de todos) no tuviera valor, y lo tiene vaya que si lo tiene, y mucho.
Los hay mediocres que se creen que saben mucho de algo que no controlan, con una terrible falta de humildad. Éstos son los que se venden a “perras el manojo”.
Los hay que te ofrecen proyectazos en los que te involucras, para luego darte cuenta que la credibilidad y mérito se la llevan otros.
Los hay que quieren sentar dogma e instaurar un nuevo orden con sus soberbias creencias, aquellos que quienes quieren llevar toda la razón del mundo, a todo costa sin debate. Justamente cegados por ese empeño, PIERDEN toda razón.
Los hay que se creen súper héroes y en realidad son súper villanos (creo que los que salvan el mundo son los que verdaderamente no lo dicen).

Y luego están los que vuelven sin aprender nada, y cometen el mismo error.

La primera vez el engaño te puede funcionar, la segunda: te aseguro que no.

El que miente y abusa: lo hace SOLO una vez.

Pero como siempre digo: buscar lo mejor de cada una de las personas que nos encontramos en el camino y ver en lado positivo y constructivo de la vida es lo que, al final, nos hará crecer; en todos los sentidos.

El que ayuda de corazón, siempre tendrá las puertas y los caminos abiertos.

SIEMPRE.

Fin.

Imagen vía: Matthew Wiebe

Cuando compartimos, mejoramos todos.

#CompartirEsMejorqueCompetir

Comentarios

comentarios

Publicado en junio 3, 2016 in Marca Personal

Share the Story

Sobre el autor

?Mkt Digital ?Brand Manager ?Comunicación ¿Conectamos? ?
Back to Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies